© EFCompetición

Es 1978 y Eduardo Fernández se dispone a participar en su primera prueba como piloto. Nervios, ganas de hacerlo bien, mucho esfuerzo en las espaldas y en línea de salida esperando el "3,2,1...¡Salida!". Eduardo acelera a fondo y recorre los primeros metros de la prueba, adaptándose, disfrutando, y es ahí cuando un torrente de sensaciones le apoderan y le acompañan hasta la meta. Desde entonces no ha habido vuelta atrás y hoy en día, en activo, sigue acumulando decenas de pruebas por el panorama nacional con diferentes vehículos y copilotos.
Hoy no corre solo y sus hijos, también pilotos, se han unido a él para formar un proyecto en común del que nace EFCompetición. Un equipo dedicado al automovilismo deportivo en el que a parte de la velocidad y la adrenalina, el desarrollo de nuestros propios vehículos, la competición y los valores del deporte, hacen si cabe todavía mas enriquecedora esta experiencia.
Esas sensaciones del pasado están vivas en cada carrera y son las que nos mantienen en activo y hacen vivir el automovilismo deportivo de una manera pasional.